La escritura y la lectura: la simpleza de las mejores herramientas

Cristian Jara Figueroa es físico y magíster en Ciencias mención Física de la Universidad de Concepción. Avecindado en Boston (EEUU) hace un año, ha seguido especializando sus estudios en el MIT Media Lab. Actualmente trabaja como asistente de investigación en MacroConections, laboratorio experimental del MIT (Massachusetts Institute of Technology)

Los intereses de Cristian se relacionan, entre otras temas, con la evolución cultural, la economía y los medios de comunicación. En este marco, ha colaborado con otros investigadores en proyectos como “Pantheon” y en el desarrollo de un indicador para analizar el rol de la matriz productiva de los países en la distribución del ingreso.

Agradecemos y destacamos la entrevista de Cristian, la cual nos brinda una perspectiva directa y fresca respecto a la forma como nos acercamos a la información, el contenido y la lectoescritura:

 


En tu formación académica, y posteriormente en tu trayectoria como profesional e investigador, imagino que has tenido que leer y rodearte de un sinnúmero de fuentes de información. ¿Sientes que tu conducta como lector te ha potenciado?

estalector

Leer en forma crítica, y discernir los contenidos más relevantes de acuerdo a distintos contextos es una de las competencias informacionales.

Sin duda que la habilidad de extraer información a partir de un texto es clave para  cualquier formación académica. En mi caso particular, creo que ha sido mi curiosidad la que ha estimulado mi conducta como lector.

A muy temprana edad me di cuenta que muchas de las respuestas a mis preguntas estaban en los libros y que muchas preguntas tienen más de una respuesta. En mi experiencia, la mejor forma de reconciliar estas respuestas es tomando una actitud crítica, algo así como un lector agresivo.

 

 


Las investigaciones en las que has trabajado en Macro Connections hacen pensar que te interesas por temas sociales y humanistas. En ese contexto, ¿Crees que hay un campo inexplorado, relacionando a las ciencias con la música, el arte, la cultura, la educación? 

Macro Conecctions es un laboratorio experimental del MIT

Macro Conecctions es un laboratorio experimental del MIT

Mi libro favorito de niño era “Fundación”, de Isaac Asimov. Este libro relata las crónicas de un moribundo imperio galáctico donde un científico desarrolla un conjunto de técnicas para predecir el comportamiento de grandes grupos de personas. No se si será posible desarrollar técnicas tan precisas como las que describió Asimov, pero si lo fuese el primer paso sería estudiar la sociedad en términos cuantitativos. En este espacio todavía queda mucho que explorar.

Por otro lado, creo que muchas veces se le quita importancia al “área humanista” porque no se entienden muy bien los efectos sociales que puede tener. En su artículo “The Age of Entanglement” Neri Oxman describe lo que llama las “cuatro modalidades de la creatividad humana” (ciencia, ingeniería, diseño y arte) y la forma como la una se nutre de la otra para funcionar.

Para Oxman, la creatividad funciona mejor cuando las barreras entre las disciplinas se vuelven difusas. Bajo esta mirada explorar las artes y el diseño es tan importante como explorar la ingeniería.

 


Una de las investigaciones  en las que has participado trata sobre la evolución cultural y el rol de los medios de comunicación en la construcción de una memoria colectiva global.

Si dicha memoria colectiva es producto, en parte, del enorme acceso que tenemos los individuos a diversas fuentes de información y contenidos:¿Que tan importantes son las competencias que nos permiten manejarnos en los medios digitales de información?

 

pantheon

Index de Pantheon, base de datos de personajes referentes en la cultura colectiva de nuestra sociedad.

Los medios digitales han revolucionado nuestra sociedad en formas que todavía no entendemos bien. Vivimos en un mundo donde saber no es tan importante como saber buscar. Por ejemplo, hace algunos años era muy importante para un físico saber como resolver una integral, ahora en cambio, lo importante es saber donde buscar el resultado y saber como interpretarlo.

A primera vista puede parecer que los medios digitales nos están volviendo ignorantes, pero yo creo que es todo lo contrario. Hoy en día cualquier persona tiene acceso a mucha más información de la que tenían nuestros padres. En cierto sentido una persona dotada de un celular “sabe” mucho más de lo que sabía su abuelo. Es apasionante vivir en un mundo donde todo el conocimiento acumulado por la humanidad vive en la palma de tu mano.

En este mundo la barrera para acceder al conocimiento es solo nuestra capacidad de acceder a la información, procesarla, discernir los contenidos más relevantes de acuerdo a lo que estamos buscando, etc.

 


Si hiciéramos un paralelo entre la lectura de contenidos impresos (libros, revistas, etc.) y la lectura de fuentes como sitios webs, blogs, tweets, que se obtiene a través de redes sociales. ¿Cómo los definirías y clasificarías en función de la utilidad que te prestan?. 

Sin título 2

El poder de un post o de un tweet radica en la rápida viralización que puede llegar a tener

 

Las tecnologías digitales han bajado la barrera de entrada a la producción de contenido. Algunos dicen que han democratizado la emisión de información ya que emitir una opinión ya no esta reservado a aquellos con los medios para instalar una antena. El problema ahora es el exceso de contenido dado nuestra capacidad limitada para consumir este contenido. ¿A quién le prestamos atención? ¿Qué contenido consumimos?

Desde hace miles de años, nuestra especie ha evolucionado una serie de técnicas para elegir de quien aprender. Una de ellas es nuestra predisposición a prestar atención a aquellos a los que los demás están prestando atención (fenómeno conocido como ‘sesgo a la prominencia’).

Si escalamos este comportamiento a Twitter o a Facebook, podemos utilizar estas redes sociales como filtro de contenido al consumir el contenido que la mayoría de nuestra red está consumiendo. Esto tiene sus sesgos y problemas que aún no sabemos como resolver.

 


¿Hay algunos casos o ejemplos que hayas observado y que puedan dar cuenta de la relación de la lectura y/o del libro con alguna disciplina científica?

Una vez que olvidamos la mitología asociada al hacer ciencia, vemos que uno de los elementos más importantes es la capacidad argumentativa de los investigadores. Por esto, tal vez más importante que la lectura, es la escritura.

Tradicionalmente se piensa en la escritura como un medio para comunicar información a otro, pero muchas veces termina siendo un medio para comunicar información a uno mismo. El economista Paul Romer tiene un artículo muy interesante, titulado “Clear writing means. Clear thinking means...” (“Escribir claramente significa. Pensar claramente significa…”)  sobre la relación entre escribir claro y pensar claro. En su artículo, Romer discute como el escribir y revisar el texto escrito una y otra vez permite hacer el mensaje más claro.

 


¿Qué consejo podrías darnos a quienes, sin ser expertos, queremos nutrirnos de  las ciencias para aplicarlas en el fomento lector? ¿tienes algunas ideas que puedas sugerir?

img_1565

La funcionalidad de la lectura no radica en el tipo de contenidos que leemos, sino que en entender para qué lo hacemos

 

Creo que uno de los principales problemas con el fomento de la lectura es que ésta se fomenta de forma directa, sin poner el foco en la razón de ser o en  un “para qué?”. Los últimos libros que he leído han sido textos académicos. No los he leído porque alguien me obligó, los leí porque necesitaba extraer de ellos ideas y/o evidencia para respaldar mis propias ideas.

En este contexto, entre dar a una persona una lista de libros que debe leer o una lista de problemas reales que debe solucionar, y para ello debe leer algunos libros, lo último me parece mucho más efectivo.

Sobre Claudia Gilardoni

Bibliotecóloga especializada en conductas lectoras y alfabetización académica, ámbito en el cual ha realizado estudios documentales y de campo, así como también investigaciones experimentales para diversas entidades públicas y privadas. Actualmente se dedica a la gestión de bibliotecas académicas en una universidad privada chilena y dirige la Fundación Leamos Más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *